El reto #SWDChallenge del mes de febrero tenía una consigna clara: los clásicos gráficos de barras. ¡Pero para nada aburridos! De hecho, los gráficos de barras son la base para otros más sofisticados, como los gráficos de cascada que tanto nos gustan a los financieros, gráficos Gannt, o ‘lollipops’ (los utilicé en uno de los #makeovermonday, puedes revisar el artículo aquí), o para diagramas Gannt. Son gráficos muy versátiles y fáciles de entender para la mayoría, y tienen tantas posibilidades, que no son para nada aburridos.

Aprovechando que el pasado 11 de Febrero fue el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la ciencia, quise buscar datos para reflejar el sesgo por género que existe en el interés por carreras científicas y tecnológicas, ya desde niños. Los datos representados se refieren al porcentaje de niños y niñas que destacan en ciencias o matemáticas en el informe PISA del 2018 que esperan tener una ocupación técnica o científica cuando lleguen a los 30 años. Aunque desde la web de la OECD puede bajarte los datos de cualquier país, me limité a los países de la Europa de los 28. El informe completo con los datos de todos los países de la OECD lo podéis leer AQUÍ.

Promover una representación similar de hombres y mujeres en el trabajo es la única manera de reducir el sesgo por género en el mercado laboral. Las ocupaciones relacionadas con carreras de tipo STEM contribuyen a una mejora en la innovación y a un crecimiento en la productividad. Por tanto, las diferencias por género que se observan en las aspiraciones entre los adolescentes hacia este tipo de carreras traerán consecuencias negativas para la sociedad. Las iniciativas públicas conviven con las privadas para tratar de incrementar el interés por las carreras científicas y tecnológicas entre los más jóvenes, a la vez que se intenta eliminar el gap existente entre chicos y chicas.

Adicionalmente, cabe señalar que la tendencia de las expectativas no ha hecho más que ampliarse en los últimos años en los países de la OECD. Y preocupa además que en los países donde ha disminuido el gap, no es porque las chicas muestren más interés, sino porque los chicos han perdido el suyo por este tipo de profesiones.

Mediante el gráfico de barras horizontales superpuestas, combinando colores muy contrastados, consigo mostrar la diferencia, enorme en algunos países, que encontramos entre las expectativas de niños comparándolas con niñas pese a tener en ambos casos altas capacidades en materias de ciencias.

El reto #SWDChallenge del mes de febrero tenía una consigna clara: los clásicos gráficos de barras...¡comenzando con el eje a CERO! Aproveché para representar el gap por género en las preferencias por carreras científicas y tecnológicas.

El gráfico de barras debe comenzar con el eje a cero

Pues sí, aunque a algunos les parezca obvio, es un error que se ve frecuentemente en publicaciones de todo tipo donde se presentan datos en formato de gráfico de barras. Si bien muchas veces no hay ninguna intencionalidad detrás, no siempre es el caso. A veces, se utiliza una representación visual manipulada deliberadamente para contar una historia totalmente diferente. Por tanto, la regla que se pedía en el #SWDChallenge de Febrero era comenzar con el eje a 0.

Os dejo este enlace (AQUÍ) a un artículo con algunos buenos ejemplos ilustrativos, y en breve escribo un post sobre este tema.

Y para saber más sobre gráficos de barras, os invito a leer los siguientes artículos:

Diseñamos historias con datos.
¿Te ayudamos a contar la tuya? ¡Charlemos!

Ana Gonzalvo
hola@historiascondatos.xyz

Author

Write A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies